Revista Puerta de Embarque

30 años ondeando la Bandera Azul

By on junio 28, 2016

En su origen persiguió garantizar la calidad de las aguas de baño. Tres décadas después la Bandera Azul está plenamente consolidada como el distintivo sostenible más popular entre nuestros turistas.

La Bandera Azul está de aniversario en 2016. Se cumplen 30 años desde que en 1987, coincidiendo con la celebración del Año Europeo del Medio Ambiente, echó a andar -entonces en el marco de la Comunidad Europea- este proyecto enfocado a preservar un bien preciado, nuestro litoral.

cadiz

El Jurado Internacional Bandera Azul está presidido por la Foundation for Environmental Education (FEE). Por debajo, cada país cuenta con un organismo encargado de divulgar el proyecto y promoverlo para que cada vez sean más los destinos turísticos interesados en izar la Bandera Azul… teniendo presente que constituye un mensaje claro a los turistas: calidad de las aguas y calidad de los servicios turísticos. En el caso de España, la representación de FEE corresponde a ADEAC, Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor.

banderaazul

La Organización Mundial del Turismo (OMT), que apoyó tempranamente el programa de la FEE y respalda la actividad de ADEAC, corrobora el éxito de la empresa a lo largo de las tres décadas transcurridas. “La Bandera Azul es el distintivo de sostenibilidad del turismo más antiguo, extendido y con mayor apoyo social e institucional”, declara Dirk Glaesser, director de Desarrollo Sostenible del Turismo de la OMT. Este año, la propia UNESCO se ha sumado al apoyo de los programas que impulsa la FEE.

costaadeje

ESPAÑA, LÍDER ININTERRUMPIDO
En paralelo a su condición de potencia turística, España ha logrado mantenerse en la cúspide del ranking de Banderas Azules desde el nacimiento de la certificación. Año tras año, se ha alzado como el país con más Banderas Azules ondeando sobre su costa y ha anotado registros históricos.

playa

Este verano España izará 686 Banderas Azules, de las cuales 586 ondearán en playas y 100 en puertos deportivos. Los puertos deportivos constituyen también un importe foco de atracción de turistas. Nuestro país ha ganado ocho Banderas netas respecto al verano de 2015 al adjudicarse nueve Banderas más en playas y perder una en puertos. España revalida con estos resultados su liderazgo mundial: una de cada seis Banderas Azules que ondee en el mundo en 2016, lo hará en el litoral español.

COMPETENCIA ENTRE DESTINOS
Cataluña es la Comunidad Autónoma que más nuevas Banderas Azules obtiene este verano para sus playas, al lograr certificar 9 más. El próximo verano, 98 playas catalanas tendrán Bandera Azul. Por el contrario, Baleares es la Comunidad que más Banderas pierde, 12, quedándose con 45. Por su parte, la Comunidad Valenciana desplaza a Galicia y se alza como la nº1 en Banderas Azules que izará en sus playas, al sumar 5 nuevas para totalizar 125 con Bandera.

Playa Cala Salada, Ibiza (Cala Salada beach, in Ibiza)

Galicia, por su parte, pierde 8 playas con Bandera y baja a 123, aunque conserva el liderazgo nacional si se contabilizan conjuntamente playas y puertos con Bandera. También retrocede Andalucía, que pierde dos Banderas, con lo que este verano contará con 76 playas certificadas. Canarias, sin embargo, gana 4 Banderas Azules y eleva a 45 sus playas con esta distinción. También son 4 las Banderas Azules que suma Murcia, elevando a 40 el total. Y Ceuta mantiene las 2 Banderas Azules del año pasado y Melilla gana una, con lo que también izará dos Banderas este verano.

En la cornisa cantábrica el balance es satisfactorio. Asturias y País Vasco ganan 4 Banderas Azules cada una, para lograr 18 y 6 playas certificadas, respectivamente. Cantabria se queda como el año pasado, con 5 playas ‘azules’.

Praia das Catedrais, Ribadeo

Aunque el número global de Banderas sigue creciendo, en cada nueva campaña hay altas y bajas. El elevado grado de aceptación de la certificación ha dado lugar, con el paso de los años, a que “si hace 30 años tener la Bandera era un privilegio, ahora perderla sea una desgracia”, según palabras del presidente de ADEAC, José R. Sánchez Moro.

Aunque, no para todos –lógicamente- porque también “hay playas que no tienen vocación de Bandera Azul y eso no tiene por qué ser negativo”, apostilla Sánchez Moro. Un buen ejemplo son las playas salvajes o enclavadas en espacios naturales protegidos, que afortunadamente todavía existen en nuestros 8.000 km de litoral y que perderían su carácter genuino si entraran en el programa.

Mallorca

PLAYAS DULCES
Las aguas interiores también tienen representación en la Bandera Azul. Este año, playas de tres municipios de un mismo embalse, el de Ullíbarri-Gamboa (Álava) han conseguido la certificación. La playa de interior de Orellana (Extremadura) conserva también la Bandera Azul que logró en 2014, así como la playa fluvial de A Calzada, en Ponte Caldelas (Pontevedra).
ADEAC-FEE no descarta que en un futuro se incorporen al listado nuevas “playas dulces”, aunque su presidente se muestra cauto. “Iremos con pies de plomo”, afirma. El motivo que apunta es la distinta climatológica que afecta a los ríos. A pesar de todo, la organización está satisfecha con las Banderas concedidas hasta el momento. “Nos consta que los territorios que ahora cuenta con una playa dulce con Bandera sienten que se ha hecho justicia con sitios hermosos y bien cuidados, que se lo merecían”, asegura.

IMG_1462

El reto ahora es que ese reconocimiento no atraiga un turismo masivo, que el “efecto llamada” sea moderado. “El público que nos gusta atraer son los turistas más responsables que buscan los lugares más sostenibles”, añade el presidente de ADEAC.

FINANCIACIÓN CONTROVERTIDA
Durante once años, mientras el programa concernió exclusivamente a países europeos, el respaldo de la CE aseguró una fuente de ingresos al programa de Bandera Azul. Aunque la austeridad y la máxima eficiencia son una de las bases que inspiraron la fundación FEE, las diversas tareas de difusión y supervisión que deben llevarse a cabo durante prácticamente todo el año implican gastos. La fórmula actual combina una aportación estatal, canalizada a través del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, de 35.000 euros, y otra aportación autonómica, de 130.000 euros, según el presupuesto ejecutado en 2015.

concha

El presidente de ADEAC se queja de que algunas Comunidades Autónomas rehúsen pagar. El caso más comentado es el de Baleares. Si bien el archipiélago cuenta con un número reseñable de Banderas Azules, hace tiempo que dejó de financiar el programa porque su Gobierno considera que ya cumple por otras vías y con otras medidas con los objetivos que persigue la Bandera Azul.

COMPETENCIA INTERNACIONAL
Tras España, los países con más playas certificadas con la Bandera Azul son Turquía (444), Grecia (430), Francia (400) y Portugal (315). En 2016, en una de cada cinco playas españolas ondeará la Bandera Azul. Pese a ostentar un claro liderazgo, España todavía tiene margen para crecer. “Una de cada cuatro playas con Bandera Azul sería un objetivo interesante”, estima Sánchez Moro.

SANTORINI

About Mari Cruz Marina

Debes estar registrado para escribir un post Login