Revista Puerta de Embarque

Bodegas Emina revoluciona el turismo

By on agosto 7, 2018

En plena Ribera del Duero Bodegas Emina ha revolucionado la oferta enoturística con innovadoras experiencias para los cinco sentido y en las que todos los públicos pueden participar.

Al abrigo del Monasterio Santa María de Valbuena, en la población vallisoletana de Valbuena del Duero, se ubica la sede de Bodegas Familia Matarromera; un paraje sin igual a la orilla de la Ribera del río Duero, donde en 2005 se construyó Bodegas Emina Ribera.


Carlos Moro, presidente de Bodegas Familia Matarromera, no escogió el nombre de Emina al azar. Moro quería respetar el pasado vinícola pero asignar a su vez una visión innovadora y tecnológica a sus nuevas bodegas. Por ello, las nombró ‘Emina’, ya que así se denominaba a la medida límite que tenían los monjes para beber al día en Castilla y León, pero sin olvidar su apuesta firme por la innovación y por convertirse en una marca líder en el sector bodeguero.


Con este mismo objetivo de liderazgo Bodegas Emina Ribera lanzó al mercado Win, un producto singular que en 2017 contó además con el sello de la Asociación Española Contra el Cáncer. De este modo, un porcentaje de la venta de las botellas Win.0 Blanco y Win.0 Tinto ha sido destinado a proyectos de investigación contra el cáncer.
Tras el éxito del lanzamiento de Win, crearon un taller de coctelería con este mismo producto que ha marcado un punto y aparte en la experiencia enoturística de nuestro país. Idóneo para todo tipo de consumidores, incluso embarazadas o personas que no pueden beber alcohol, plantea diferentes maneras de combinar este vino para elaborar los mejores cócteles pero, eso sí, sin una gota de alcohol. Además, el taller de coctelería incluye una cata de vinos Win y una guía explicativa sobre cómo preparar diferentes mojitos sin alcohol. Desde la propia bodega aseguran que “el empleo del vino en coctelería es una tendencia mundial y es necesario acercar el vino a todo tipo de consumidores”.


Por ello, en el año 2004 comenzaron a investigar en su departamento de I+D+I y, tras un proceso de deconstrucción molecular en la Planta de Desalcoholización ubicada en el propio municipio vallisoletano, obtuvieron la patente para la elaboración de un vino desalcoholizado. Win mantienen todas las propiedades beneficiosas para la salud que tradicionalmente se adjudican al vino y se presenta como un producto natural de contenido alcohólico 0%.


Al mismo tiempo que este taller de coctelería, se propone otra original propuesta: un Escape Wine. El juego, basado en las famosas ‘Escape Room’, comienza con un supuesto ataque a los trabajadores de la bodega por parte de foráneos y, para poder escapar, necesitan la ayuda de los visitantes. Para ello, éstos deberán superar diferentes pruebas en un recorrido por la cultura vinícola, el propio Museo del Vino, el Jardín de Variedades o sus viñedos y que finalizará con una cata de vinos. Además, en sus instalaciones se pueden realizar actividades de todo tipo como degustaciones o disfrutar de la gastronomía en el Restaurante La Espadaña de San Bernardo, situado al lado de la bodega.
Estas propuestas, flexibles y personalizadas, están llamadas a ser una nueva forma de disfrutar del vino y una experiencia que cambiará el enoturismo tal y como lo conocemos, abriéndolo con fuerza a un público familiar.

About Redacción Puerta de Embarque

Debes estar registrado para escribir un post Login