Revista Puerta de Embarque

Gran Canaria, amor a primera vista

By on junio 7, 2017

Gran Canaria es una isla que cautiva. A este pequeño edén en mitad del Atlántico le sobran las razones para ser el destino de tus próximas vacaciones. Te lo aseguramos: será amor a primera vista.

La temperatura media anual en Gran Canaria es de 24 ºC. Sin lugar a dudas, la climatología ha bendecido esta isla convirtiéndola en un lugar privilegiado, acariciado por los vientos alisios. La mayoría de los turistas que la visitan –más de 4 millones cada año- acuden atraídos por sus maravillosas playas. Gran Canaria cuenta con 60 kilómetros de playas distribuidos en sus 236 kilómetros de costa. Un litoral hermoso, de arena rubia en el sur y parajes íntimos en el norte de la isla que prácticamente se puede disfrutar durante todo el año.

Hay arenales para todos los gustos. Algunos pintorescos, como el litoral de Mogán y Agaete; otros dorados, como Las Canteras y Amadores; y luego está Maspalomas, un lugar perfecto para disfrutar de un cálido atardecer rodeado por las dunas.

Gran Canaria destaca por ser un increíble decorado natural, con una fuerte esencia volcánica. El afán por la conservación de su patrimonio natural se ha convertido en seña de identidad de los isleños. Casi la mitad de la superficie es territorio protegido, un legado que asegura una pureza medioambiental extraordinaria.

La exuberancia paisajística de la isla puede ser contemplada en calma desde su red de miradores o desde dos singulares monolitos basálticos. Por una parte, el Roque Nublo, icono de la isla que resiste en soledad al paso del tiempo; por otra parte, el Bentayga, lugar de culto de los aborígenes que poblaban el archipiélago canario antes del siglo XV.

Pueblos encantadores

Uno de los grandes atractivos de Gran Canaria son los pueblos, que pasan desapercibidos a la una mayoría de turistas. En la cumbre o en la costa, pasando por las medianías, cada municipio contribuye armónicamente a la proyección de la esencia de Gran Canaria.

Una ruta bien trazada te permitirá además disfrutar de una gastronomía de calidad y con personalidad, basada en la riqueza de los productos cosechados por los agricultores locales. Cada uno de sus 21 municipios contribuye a la riqueza de la gastronomía de la isla. Las papas arrugadas, el sancocho y una variedad de potajes y caldos componen una excelente mesa en la que no faltan tampoco los vinos con Denominación de Origen, los exquisitos quesos  y la deliciosa repostería isleña (el bienmesabe, los suspiro de Moya, el mazapán de Tejeda…). Por si esto fuera poco, la inmediatez del mar asegura el abastecimiento de un magnífico pescado fresco.

La característica hospitalidad de los grancanarios convierte la visita a cualquier restaurante o establecimiento de hostelería en una experiencia que deseamos repetir.

¡Haz deporte!                                                       

Las vacaciones proporcionan el tiempo libre necesario para disfrutar de nuestro deporte favorito o lanzarnos a la aventura de descubrir uno nuevo. En Gran Canaria puedes practicar surf, windsurf y kitesurf todo el año. El jetski y el parasailing, con sus buenas dosis de adrenalina, son un buen reclamo para los apasionados del buceo y la pesca deportiva.

De vuelta a tierra firme, los golfistas disfrutarán de lo lindo en Gran Canaria y también los aficionados al senderismo. Hay que tener en cuenta que la suave temperatura media permite estar cómodamente al aire libre durante la mayor parte del tiempo.

¡Diviértete!

La oferta de ocio de la isla es muy variada, con un calendario de eventos y festejos que ofrecen a lo largo del año oportunidades interesantes para divertirse… sin contar con la animada vida de los bares, discotecas y terrazas.

La madre de las fiestas es el carnaval de Las Palmas de Gran Canaria, que figura entre los más populares del mundo. Es famoso por su colorido y por la algarabía que toma las calles, con cabalgatas, bailes y concursos celebrados al aire libre.

Otra de las fiestas que cuentan con gran arraigo popular es la llamada Fiesta de la Rama, un pasacalle de inspiración aborigen que se celebra cada mes de agosto en Agaete. Miles de personas recorren la villa, desde el Parque Natural de Tamadaba, agitando ramas de pino, eucalipto y poleo al ritmo que marcan las bandas de música. Y si visitas Gran Canaria en septiembre, no te pierdas la romería de Teror, en honor a Nuestra Señora del Pino, patrona de la Diócesis de Canarias. Según cuenta la leyenda, la virgen se apareció hace más de 500 años en un árbol, muy cerca del lugar donde ahora se levanta una basílica.

Y si viajas en familia…

También en este caso Gran Canaria te sorprenderá porque es un destino idóneo para que los más pequeños se lo pasen fenomenal. El viaje será una experiencia para el recuerdo. En las aguas templadas que rodean la isla vive uno de los animales que más enamora a los niños: el delfín. Numerosas excursiones en barco se programan con el objetivo de avistar a este precioso, simpático y elegante mamífero que encandila a grandes y pequeños.

La diversión también está asegurada tierra adentro. En el Cañón del Águila, las familias tienen una parada obligada: Sioux City, una réplica a pequeña escala de un poblado de forajidos y justicieros. Otra de las atracciones más frecuentadas de la isla es Palmitos Park, un pequeño universo que comparten aves, réptiles, mamíferos y una enorme variedad de especies vegetales.

Otros lugares interesantes para una excursión en familia son el Jardín Botánico Viera y Clavijo y el Cocodrilo Park. ¡Tus niños se lo pasarán mejor que bien!

ESCÁPATE A LA ISLA DE GRAN CANARIA, UN GRAN DESTINO CON: www.atrapalo.com/promo/grancanaria

 

About Redacción Puerta de Embarque

Debes estar registrado para escribir un post Login