Revista Puerta de Embarque

Las Palmas de Gran Canaria que no esperas

By on agosto 7, 2018

La belleza de la playa de Las Canteras oculta una ciudad llena de historia y vida.

Cuando una ciudad se precia de tener una de las mejores playas urbanas del mundo, podría pensarse que no necesita nada más para atraer a los turistas. Sin duda, es cierto, pero Las Palmas de Gran Canaria, la novena ciudad de España por población, puede presumir de muchos más reclamos: desde un precioso casco antiguo colonial hasta la caldera de un volcán, por mencionar sólo dos de los más sorprendentes.


Aún así, la playa de Las Canteras, la joya de la ciudad, sigue siendo su columna vertebral. En esos tres kilómetros de arena, que pasan del dorado al negro, se disfruta –además del sol y del mejor clima del mundo– de obras de arte como las esculturas y grafitis de su paseo marítimo y de decenas de especies marinas en la zona de La Barra, un auténtico acuario natural.
Fue en 1478 cuando nació El Real de Las Palmas, la primera ciudad colonial española, un modelo que se exportó al Nuevo Mundo. Más de cinco siglos después, paseando por los barrios de Vegueta y Triana no es posible dejar de pensar, y casi de sentirse, en una ciudad colonial latinoamericana. Grandes plazas, casonas, balconadas de madera, flores…


Esa relación con el Nuevo Mundo fue mucho más allá de la arquitectura. La Casa de Colón –a pesar de que Colón nunca vivió aquí–, uno de los museos imprescindibles de la ciudad, la explica con detalle. Además, ¿quién podría rechazar la idea de sentirse Colón recorriendo la reconstrucción de la cámara del almirante de La Niña, la que ocupó a la vuelta de su primer viaje?
Otro personaje ilustre, éste sí palmense, también cuenta con museo en la ciudad. La casa donde nació Benito Pérez Galdós, el segundo autor español más traducido a otros idiomas tras Cervantes, también se ha convertido en museo. Este año se celebra el 175º aniversario de su nacimiento y son muchas las actividades organizadas para recordar su figura.


El jardín botánico más grande de España, el Jardín Botánico Viera y Clavijo, conocido como jardín canario, se encuentra en el término municipal. No muy lejos, a unos 8 km, es posible entrar en la caldera de un volcán, el Bandama –junto al que se construyó el primer campo de golf de España, todavía activo–. Dos ejemplos que demuestran que en Las Palmas de Gran Canaria hay naturaleza más allá de sus playas.

Pasión por el deporte
No pierdas la oportunidad de asistir a una luchada de lucha canaria. El deporte por excelencia del archipiélago goza de muy buena salud. Terrero, puntal, maña… la jerga de la lucha y su espectacularidad te atraparán. Más endémica aún, la vela latina canaria sólo se practica en la ciudad, acércate al puerto para disfrutar de una regata.

Innovando en gastronomía
¿Sabías que el primer restaurante japonés que abrió en España lo hizo en Las Palmas de Gran Canaria? La llegada de barcos de todos los puntos del planeta a su puerto se nota también en la mesa. Restaurantes de todos los tipos de cocina del mundo, sin olvidar por supuesto los de cocina canaria, te esperan en una de las ciudades más cosmopolitas de España.

About SaltaConmigo.com

Debes estar registrado para escribir un post Login