Revista Puerta de Embarque

“Más que de paisajes, soy de paisanaje”

By on noviembre 5, 2018

Viajamos con… Clara Lago

La actriz Clara Lago (Madrid, 1990) no para de cosechar éxitos y cumplir objetivos. Además de ser la protagonista de la película española más taquillera de la historia, “Ocho apellidos vascos”, ha creado junto a su pareja, Dani Rovira, la fundación ‘Ochotumbao’ para conseguir recursos y dar visibilidad a las asociaciones que luchan por las personas, los animales y el medio ambiente. Va a publicar también un libro solidario junto al actor y ha capitaneado a siete mujeres que han triunfado en el deporte, el cine o la investigación para presentar unas zapatillas deportivas. Las claves de su éxito, desvela, son “trabajo, amor y diversión”.

“Mujeres que brillan”. Así has presentado junto a seis mujeres un inspirador coloquio sobre el éxito y la superación en clave femenina para mostrar las nuevas “sneakers” Joma Swarovski. Sois siete mujeres que brilláis en vuestras trayectorias. ¿Con qué te quedas de esta iniciativa?
Al final me quedé con conocer a estas mujeres, con el poderío que tienen y su visión del éxito, cada una en su campo de trabajo. Estamos en un momento importante del movimiento feminista.

Hablas del éxito personal como “llave para alcanzar la felicidad, atreviéndose a ser uno mismo”, y del “amor como motor de todo”, haciendo referencia a la faceta solidaria que despertó en ti Dani Rovira, y que hoy se materializa en su fundación Ochotumbao. ¿Qué nos cuentas de esta iniciativa?
Es un proyecto que surgió de manera natural, queríamos oficializar una plataforma donde utilizar el arte y la comedia en favor de distintos colectivos que lo necesiten.

Volviendo al tema del calzado que has presentado, ¿eres más de viajes de deporte -de zapatillas y aventura- o más de lujo?
A la hora de vacaciones no soy de lujo como tal, la verdad, pero si me gusta combinar el concepto de deporte con momentos de relax. En la tumbona todo el rato uno se aburre, así que lo perfecto es encontrar el equilibrio.

Cuando se viaja a ciertos países el tema de la gastronomía a veces es complicado… Además, tú eres vegana. ¿Cómo te organizas?
Al final, en países occidentales el movimiento vegano ha cogido mucha fuerza. Y al viajar a la parte oriental, el cereal con verdura es la base, con lo que no hay problema. No obstante, yo siempre viajo con algo de comida, sobre todo para los primeros días, por si acaso. Al fin y al cabo, es un compromiso contigo mismo y, si quieres, puedes. También hay que ser un poco flexible porque si en un viaje al Sáhara una familia de saharauis te da lo que tiene no vas a decir que no, es una falta de respeto. Hay que tener clara la ética también.

Con las series y películas que has rodado, ¿qué destino te ha dejado más huella?
En Argentina he rodado varias veces y es un país que me encanta. Buenos Aires me apasiona, es uno de los sitios que más me ha marcado. He conocido gente que ya quiero siempre para mí.

¿Qué recomendarías a los lectores de Puerta de Embarque de ese sitio?
Es que para mí es una ciudad de verdad para vivirla. Soy de calle, de patear, de conocer con la gente de allí. No soy solo de paisajes o museos, sino de paisanaje, es decir, de callejear, de recorrer los rincones, hablar con la gente… Está lleno de pequeños detalles para vivir.

En un viaje exótico o de aventura, ¿a quién te llevarías?
A Jesús Calleja. ¡Sin duda! (entre risas).

De los sitios que has visitado, ¿cuál recomendaría como imprescindible, por lo menos para visitar una vez en la vida?
Pues, mira, recientemente he descubierto la isla de El Hierro y me ha dejado alucinada. Sus paisajes y contrastes son brutales. Me ha sorprendido gratamente.

¿Próximos proyectos a la vista…?
Tengo pendiente estrenar “Gente que viene y va”, en enero, y “Regreso triunfal”, en mayo.

PARA CONOCERTE MEJOR
• Un libro: ‘Quiéreme siempre’, de Nuria Gago. Me parece una novela súper tierna y preciosa.
• Un sitio para escaparte y desconectar: Bolonia, en Cádiz.
• Un destino por descubrir: Nueva York. He ido un par de veces, pero tengo la sensación que me queda mucho por ver aún.
• Un reto que te queda por cumplir: ¡Uy, millones! Si no, ¿qué nos queda? Por ejemplo, hacer un maratón (entre risas).

About Bárbara Fernández

Debes estar registrado para escribir un post Login