Revista Puerta de Embarque

Un otoño para todos los públicos

By on octubre 31, 2017

Actividades de todo tipo se desarrollan en los pueblos extremeños, mientras los paisajes a su alrededor se visten de ocre.

Valle a valle y sierra a sierra, el otoño se deja sentir en tierras extremeñas. Los diferentes tonos de ocre visten bosques y montañas invitando al viajero a disfrutar de unos paisajes nuevos y diferentes. Mientras los pueblos se convierten en improvisados escenarios de actividades para todos los públicos.

Así sucede con el “Otoño mágico”, la propuesta que se desarrolla en el Valle del Ambroz. A lo largo de estos meses, sus pueblos proponen fines de semana repletos de las más diversas actividades que van desde jornadas micológicas hasta espectáculos de magia. Música, juegos infantiles, dibujantes urbanos, marchas ciclistas y observaciones astronómicas se conjugan con actividades que permiten conocer y disfrutar de las costumbres y tradiciones del valle. Mercados de artesanía, muestras gastronómicas, paseos por los rincones más singulares de los pueblos, marchas senderistas, por bosques o por caminos históricos y degustación de castañas asadas (calbotes) son algunas de las opciones que permiten adentrarse y conocer pueblos como Abadía, Baños de Montemayor o Hervás, entre otros. Todos ellos, marcados por la imponente presencia del puerto de Honduras y las sierras revestidas de castaños, cerezos y robles.

Con tintes semejantes tiene lugar en el Valle del Jerte “La Otoñada”. Bajo tal título se organiza un extenso programa que permite descubrir historia, gastronomía y tradición. Mercados artesanos, talleres, visitas guiadas, rutas senderistas, jornadas gastronómicas pastoriles, seminarios, exposiciones de pintura y escultura, teatro, concursos, conciertos… De fondo, el inmejorable marco de un valle rodeado por cimas de más de dos mil metros de altura cuyas laderas se transforman con el cambio de estación. El musgo cubre las rocas y los senderos se llenan de hojas de mil colores dotando al bosque de un encanto especial mientras, de fondo, se oye el correr del agua de los numerosos cursos que alimentan el río Jerte.

El agua también marca la ruta por la Sierra de Gata, cuyo paisaje es mucho más agreste. Los ríos Eljas y Árrago bañan estas tierras que albergan una pequeña red de espacios protegidos de gran interés biológico y paisajístico. Al tiempo, cada uno de sus pueblos es una pequeña joya arquitectónica en función de su ubicación, como bien demuestran la pétrea urbanidad de Trevejo o las singulares casas de Robledillo de Gata, cuyo núcleo urbano se abre en el rincón más profundo de la sierra. En semejante entorno, “Échate a soñar” ofrece un conjunto de actividades de lo más diverso y que permiten al viajero hacer queso, pastorear, observar a las grullas, buscar setas, degustar los productos de la tierra o emular a los buscadores de oro.

Naturaleza en estado puro
En la comarca Villuercas-Ibores-Jara se ubica el Geoparque, un macizo montañoso entre las cuencas del Tajo y el Guadiana cuyas rocas, minerales y fósiles permiten entender la historia de la Tierra. En este entorno se desarrolla la programación de Geodisea, con actividades de aventura, cultura y gastronomía. Entre las primeras, es posible la observación de aves, venados y ciervos; la escalada, las rutas senderistas o la navegación por aguas tranquilas. La programación cultural se acerca a los pueblos para descubrir sus tradiciones: artesanía de la madera, del cobre y de los bordados, recorridos por conjuntos históricos y zonas de arte rupestre, entre otras. Por último, los talleres gastronómicos no solo se acercan a los platos elaborados, sino también a la obtención de las materias primas y los procesos de elaboración de vinos, quesos, mieles…

Por último, al sur de la provincia de Badajoz, “Luce Llerena” anima al viajero a descubrir esta población cuyas calles se iluminan con rutas teatralizadas, música, teatro, jornadas de historia, talleres gastronómicos… Como complemento, no se debe olvidar que Extremadura conserva una gran riqueza paisajística de obligada visita a lo largo del año. El cambio de estación permite descubrir las mutaciones que allí se producen, destacando el Parque Natural y Reserva de la Biosfera del Tajo Internacional; La Siberia extremeña, candidata a Reserva de la Biosfera; el Parque Natural de Cornalvo, y el Parque Nacional y Reserva de la Biosfera de Monfragüe.

About Victor Saornil

Debes estar registrado para escribir un post Login