Revista Puerta de Embarque

Quito y más allá

By on noviembre 7, 2017

Dicen que Ecuador es uno de los pocos lugares del mundo donde, en el mismo día, puedes desayunar en la costa, comer en la sierra -los Andes- y cenar en plena selva amazónica. Y es verdad.

La diversidad de paisajes son orgullo de Ecuador y Quito, su capital, es uno de los principales referentes para el turista. La ciudad, característica por ser la primera urbe reconocida por la UNESCO en 1978 como Patrimonio de la Humanidad, cuenta con un centro histórico de gran belleza, que se advierte en la arquitectura de sus grandes edificios coloniales y de sus iglesias, así como de sus plazas y museos. Es muy recomendable dar un paseo por esta parte de la ciudad y saborear un rico jugo de frutas tropicales después de caminar por la pintoresca calle de La Ronda.
Entre los museos más destacables de Quito, el Museo de Arte Precolombino Casa del Alabado permite conocer a través de una colección de vasijas, armas y joyas, entre otras piezas, a los distintos pueblos que habitaban en tierras ecuatorianas antes de la llegada de los españoles. Por su parte, la Capilla del Hombre es otra de las visitas obligadas, donde el viajero puede admirar la impresionante obra del artista ecuatoriano Oswaldo Guayasamín, quien dejó un legado de cuadros y esculturas de gran valor.

 

Plaza de los Ponchos de Otavalo. (Efraín Velásquez – DTDEL – GADM Otavalo)

Con una altitud de 2.800 metros sobre el nivel del mar, esta gran metrópolis andina se extiende sobre un valle bajo el atento volcán Pichincha, al que se puede ascender con el teleférico y contemplar una panorámica de la ciudad única a 4.050 metros de altitud, con cuidado de no sufrir de mal de altura.
En las afueras de Quito, la mayor atracción para los turistas es el monumento y el complejo dedicado a la Mitad del Mundo, donde una raya amarilla representa la línea equinoccial que separa los dos hemisferios del planeta.

Tres escapadas a menos de dos horas
Al oeste de la capital, es imprescindible visitar la localidad de Mindo. Está situada en una zona del subtrópico de la provincia de Pichincha, en la que se encuentra el Bosque Nublado, famoso por albergar gran cantidad de orquídeas, mariposas y una destacada riqueza ornitológica. Con más de 450 especies registradas, una de las actividades más atractivas para el viajero es el avistamiento de aves tropicales, como tucanes y quetzales.
Otras opciones interesantes son el Tour del Chocolate de Mindo, para catar este rico manjar, o asistir a un “Concierto de Ranas”, un curioso tour nocturno de observación de batracios.
Virando al norte, a 110 km de Quito, se localiza la ciudad de Otavalo. Los indígenas kichwa de los Otavalos son tradicionalmente famosos por sus textiles y su destreza comercial, dando lugar a su gran mercado artesanal indígena, celebrado los martes y sábados. Considerado el mercadillo más grande de Sudamérica, en él se encuentran los mejores souvenirs: desde tapices y manteles, a ropa tejida con la preciada lana de alpaca.


La ciudad se sitúa en un valle andino de la provincia de Imbabura, que desprende un encanto particular, al estar rodeado de volcanes. En las afueras se puede visitar la cascada de Peguche o el Parque Cóndor, un centro de aves rapaces rescatadas del cautiverio ilegal o de ambientes inadecuados. El recinto acoge ejemplares de distintas especies, entre las que destaca el símbolo de Ecuador: el gran cóndor andino.
Poniendo rumbo al este, en la localidad de Papallacta, una propuesta muy sugerente es la de sumergirse en las cálidas aguas termales que brotan de la caldera volcánica de Chacana. Se recomienda visitar el complejo Termas de Papallacta, un Spa & Resort que ofrece un maravilloso balneario al aire libre. La experiencia de bañarse en las diversas piscinas a distintas temperaturas mientras se contempla el espectacular Bosque Nublado Húmedo del páramo, coronado por el volcán Antisana, es puro lujo en todos los sentidos.
Para completar la estancia, es posible hacer trekking en el Parque Nacional Cayambe-Coca, una zona protegida de páramo virgen que es el hogar de mamíferos singulares, como el oso de anteojos, el tapir de montaña y el lobo de páramo.

 

TOMA NOTA
Cómo llegar: Iberia y Air Europa disponen de vuelos desde España a Ecuador.
Cómo moverse: el autobús es el medio de transporte más común para viajar entre provincias. También es posible alquilar un coche.
Qué llevar: ropa abrigada para la sierra, ropa fresca para el subtrópico, sombreros para protegerse del sol, traje de baño e impermeable para los meses de lluvia.
Vacunas: para viajar a esta zona de Ecuador no es necesario aplicarse ninguna vacuna. En caso de viajar a la selva, se requiere visitar el Centro Internacional de Vacunación para asesorarse.

About Pepa Cuenca

Debes estar registrado para escribir un post Login