Revista Puerta de Embarque

El sur, la costa caribeña de República Dominicana

By on noviembre 28, 2017

Playa de San Rafael.

Cuando Cristóbal Colón pisó en diciembre de 1492 República Dominicana quedó asombrado por su belleza natural y su amplia historia. El descubridor, al ver tierras dominicanas, afirmó que eran “las más hermosas que ojos humanos hayan visto”. En los más de 48.000 kilómetros cuadrados que ocupa República Dominicana, se esconden diversos y maravillosos tesoros que van, desde su gastronomía y su cultura, a su flora y fauna y, cómo no, sus preciosas playas.

El país se encuentra bañado por aguas del mar Atlántico en la costa norte y el impetuoso mar Caribe en el sur, donde haremos una parada para conocer mucho mejor la zona que, a pesar del gran atractivo de sus playas, cuenta con otros atractivos turísticos que inspeccionar.

Jardín Botánico de Santo Domingo.

Hacia la región Sur

Ejemplo de ello es San Cristóbal, una de las zonas más visitadas por los investigadores, donde se encuentran las Cuevas de El Pomier o Borbón. Designado  como  patrimonio  nacional, alberga en su interior cientos de pinturas rupestres obra de los indígenas que poblaban la isla. Para aquellos que sean amantes de las leyes, esta es la ciudad donde se firmó por primera vez la Constitución de República Dominicana.

Parque Nacional Los Haitises.

El secreto mejor guardado en República Dominicana se encuentra en Pedernales. Aunque en la región sur del país es donde reinan las playas, que algunos consideran las mejores del mundo, hay una en concreto que se lleva el oro, Bahía de las Águilas. Paradisiacas arenas blancas  donde rompe un tranquilo mar de color azul bajo un cielo completamente despejado. Es, sin  duda,  una de las mejores postales.

Bahía de Las Aguilas.

A pocos kilómetros de Bahía de las Águilas, se encuentra lo que los lugareños han denominado la Playita del Amor, donde una enorme roca rodeada por la característica arena blanca de República Dominicana, es el lugar elegido por aquellos amores que aman el descanso y la mejor compañía. Uno de los lugares preferidos para poder disfrutar del encanto caribeño que todo excursionista de gala no debe dejar pasar.

Aparte de sus playas, esta bahía cuenta con otro gran atractivo, la gastronomía servida en el Rancho Típico Restaurant Cueva de las Águilas. Este peculiar restaurante está capitaneado por Santiago Rodríguez, quien no solo guía el timón de su restaurante, sino que además ofrece a los comensales increíbles excursiones por la zona de Pedernales.

Además, cuenta con el asentamiento naval más importante de  República  Dominicana  y  a orillas del mar Caribe se encuentra Azua de Compostela, más conocido como Azua, una de las ciudades más “castigada” del país. Destruida hasta en tres ocasiones, cuenta con playas paradisiacas dignas de este mar color turquesa.

Bayahibe.

Una de las mejores vistas panorámicas se encuentra en la Bahía de Ocoa, en Corbanito. Nada más y nada menos que 9 km de playas de fina arena gris y aguas turquesas donde poder contemplar la tranquilidad del mar. Aunque si eres de los que prefieren zambullirse bajo el agua y descubrir la fauna marina que se esconde en el Caribe, debes hacer un alto en el Palmar de Ocoa.

Continuando por la costa caribeña, nos topamos con Barahona, donde el famoso diseñador dominicano Oscar de la Renta encontró el mejor de los fondos para inmortalizar su tierra y su pasión, la moda. Aquí, se encuentran dos manantiales que, según cuenta la leyenda, las propiedades de sus aguas son curativas. ¿Quieres probarlas? Puedes elegir entre Zurza o Canoa.

Visitar esta región de República Dominicana se convierte así en una experiencia inolvidable.

¿A qué esperas para conocer el sur?

Más información: GoDominicanRepublic.com y las mejores ofertas de viajes a República Dominicana en Atrapalo.com

 

About Redacción Puerta de Embarque

Debes estar registrado para escribir un post Login