Revista Puerta de Embarque

Un destino y dos ciudades…

By on mayo 25, 2018

Para un city break inolvidable

INGLATERRA
Londres, cosmopolita y dinámica
Una de las ciudades más visitadas del mundo. Siempre activa, siempre con cientos de planes por hacer, dinámica, moderna y cambiante. Así es Londres y por eso volvemos una y otra vez, en cuanto tenemos oportunidad. Aquí descubrimos cuatro lugares declarados Patrimonio de la Humanidad, entre ellos la Torre de Londres; te puedes relajar en sus ocho parques, como el famoso Hyde Park, y recorrer el Tamésis; o disfrutar de algunos de los mejores museos del mundo, y (algunos) de manera gratuita. Si viajas con niños, solo, en grupo o en pareja, te aseguramos diversión, cultura y las últimas tendencias en arte, moda o gastronomía.

Canterbury, volver al medievo
Es pasear por los vestigios de la Edad Media. Su imponente catedral, del año 597 y sede del anglicanismo, es una de las más antiguas de Inglaterra y ampara una ciudad tranquila, para pasearla y disfrutarla en calma. Con unas dimensiones manejables, nos descubre un centro histórico que es de los mejores conservados del sur de Inglaterra y declarado Patrimonio Mundial por la Unesco. A una hora de tren de Londres, bien merece un par de días para descubrirla a fondo. No hay que perderse la atracción de los Cuentos de Canterbury para vivir en primera persona esa vida medieval.

 

ITALIA
Roma, la ciudad que todos aman
Dueña de un patrimonio histórico y artístico exorbitante que la convierte en un museo al aire libre, Roma es perfecta para perderse paseando. Sus calles, ajetreadas y siempre bulliciosas, desembocan con frecuencia en hermosas plazas adornadas con fuentes escultóricas o conducen a rincones encantadores donde siempre aparecerá, como por ensalmo, una encantadora terraza en la que sentarse a saborear un capucchino. El Coliseo, el Foro Romano, la Plaza Navona, el barrio del Trastevere o el Vaticano son sólo algunos de los lugares imprescindibles en el recorrido. Y para rematar la jornada, nada mejor que contemplar el atardecer sobre el río Tiber desde el castillo circular de Sant ´Angelo.

Verona, romanticismo en estado puro
Inmortalizada por Shakespeare como escenario de los amores entre Romeo y Julieta, Verona pasa por ser una de las ciudades más románticas de Italia… sin desmerecer a Venecia, pero ofreciendo la ventaja respecto a aquella de no estar tan saturada de turistas. El Anfiteatro de Verona -conocido como la Arena de Verona- es su monumento emblemático y el escenario de acreditadas óperas durante la temporada de verano. Es fácil admirar sus maravillosas plazas: la Piazza delle Erbe, donde se encuentra la Torre dei Lamberti, la animada Piazza Bra o la Piazza dei Signori. Después hay que sentarse a la mesa y disfrutar de uno de los grandes tesoros veroneses, su exquisita cocina.

 

FRANCIA
París nunca defrauda
Todo el mundo debería visitar París alguna vez y comprobar que el aura de encanto y elegancia que se atribuye a la capital del Sena está más que justificada. Desde Nôtre-Dame a la colina del Sacre Coeur, pasando por la Tour Eiffel, la Ópera Garnier, la Conciergerie, la Place des Vosges… el conjunto resulta grandioso. Sus espléndidos museos -con el Louvre a la cabeza- no necesitan presentaciones, aunque en el panorama cultural de esta ciudad siempre hay novedades, como el Museo de Ives Saint Laurent, inaugurado el pasado octubre en el antiguo estudio del diseñador. ¿Qué puede haber más parisino que la moda?


Y para quienes ya hayan experimentado la fascinación que desprende París en viajes anteriores, la recomendación es animarse a conocer su provincia y descubrir lugares tan deliciosos como Provins. Esta ciudad medieval, que es Patrimonio Mundial de la UNESCO, se encuentra a 80 km al sureste de París y se llega a ella tomando el tren en la Gare de l’Est.

Toulouse, la ville rose
Conocida como la “ciudad rosa” por el tono rosáceo del ladrillo revocado con el que se han construido tantos de sus edificios, Toulouse es un destino perfecto para una escapada de fin de semana. La hermosa Place du Capitole es el epicentro histórico y el mejor lugar para iniciar nuestra visita, con el Ayuntamiento y el Teatro del Capitol uno al lado del otro, levantándose ante la enorme cruz de Languedoc dibujada sobre el pavimento. En las calles del vieux Toulouse abundan cafés y bistros maravillosos. Enseguida nos toparemos con el río Garona, que atraviesa la ciudad y cuyas rivieras, magníficamente acondicionadas, se han convertido en un lugar muy frecuentado por los tolosanos durante las tardes y las noches de verano. Sobre todo si viajamos con niños es imprescindible una visita al parque temático La Cité de l’Espace, donde descubriremos que Toulouse es también sede de la Agencia Espacial Europa.

 

REPÚBLICA CHECA
Eterna Praga
La capital checa palpita historia, cultura y vitalidad, pero ante todo es una de las ciudades más bellas y románticas de Europa. La Ciudad Vieja es el lugar ideal por el que pasear disfrutando de encantos como el Puente de Carlos o la Plaza de la Ciudad Vieja, donde se encuentra el famoso Reloj Astronómico, un enorme reloj medieval que ofrece un precioso espectáculo a las horas en punto.
No se puede dejar de visitar el Castillo, la Catedral de San Vito, la Casa Danzante y el Cementerio Judío. Además, este año se cumplen 100 años de la fundación de Checoslovaquia como país independiente y se he preparado una intensa programación cultural.

Pilsen y la cerveza
Además de Praga, la República Checa cuenta con más focos de atracción, como la ciudad de Pilsen, conocida mundialmente gracias a la cerveza tipo Pilsen (o pilsener) que elabora desde hace siglos. Estamos ante una ciudad que satisface cuerpo y espíritu con bellos monumentos, un bonito entorno natural y una gastronomía deliciosa, dominada por su famosa cerveza. Y es que Pilsen está vinculada indiscutiblemente con la centenaria tradición de fabricación de cerveza, a la que los checos llaman “pan líquido”. Tercera ciudad más poblada del país, Pilsen esconde rincones maravillosos como la plaza de la República con la catedral de San Bartolomé.

 

PORTUGAL
Lisboa, siempre te enamora
Es una ciudad que enamora a primera vista pero que apetece descubrir poco a poco, viendo lo que aparece en cada barrio, en cada calle. Es una ciudad simpática y segura. Con muchas cosas que ver, pero relativamente pequeña. Resulta ideal para pasar varios días o como punto de partida para pasear por el país. Es antigua. Es moderna. Pero, sin duda, siempre es sorprendente.
Podemos escoger un tema para explorarla. La oferta es amplia: Lisboa romana, manuelina, barroca, romántica, literaria, bohemia, nocturna, la ciudad del fado… Y también hay muchas formas diferentes: a pie, en tranvía, en segway, en autobús hop-on-hop-off, en un tuk tuk, vista desde el río durante un paseo en barco o desde la otra orilla, después de atravesar el Tajo en un cacilheiro... las sugerencias son infinitas.


Sin embargo, hay lugares obligatorios que no pueden perderse y que siempre forman parte de la lista, como el barrio histórico de Alfama y de Castelo, con una de las vistas más fabulosas de la ciudad y del río, la Torre de Belem, el Monasterio de los Jerónimos, su barrio alto o el Chiado. Lisboa nos atrapa y nos gusta volver siempre.

Coímbra, la cuna del saber
Famosa por su Universidad, la más antigua de Portugal y una de las más antiguas de Europa, Coímbra es una ciudad que cuando la visitas será toda una lección de historia, ya que nos transporta a través de los siglos mientras descubrimos su riquísimo patrimonio. Su centro histórico es un entramado de estrechas y empinadas calles que nos llevan a la Catedral antigua, uno de los principales monumentos de la ciudad. El conjunto de la Universidad, situado en la parte más alta, está catalogado por la UNESCO como Patrimonio Mundial. El patio de las escuelas, el rectorado o su Biblioteca Joanina, con más de 300.000 obras expuestas, son de obligada visita.


Pero también existe esa otra Coímbra ribereña del río Mondego, inundada de espacios verdes en sus orillas para pasear; de terrazas y ocio donde disfrutar de la buena comida y unas vistas increíbles. Si viajas con niños, la visita al parque Portugal dos Pequeñitos hará las delicias de los más pequeños.

About Redacción Puerta de Embarque

Debes estar registrado para escribir un post Login