Revista Puerta de Embarque

De viaje al fondo marino de Egipto

By on febrero 27, 2018

Descubre otra forma de conocer el país de las Pirámides

Costas kilométricas de arena fina, con un mar cristalino y transparente sobre el que navegan pequeñas embarcaciones con intrépidos buceadores.

No parece que estemos hablando de Egipto, pero así es. Amantes del agua y de los fondos marinos, os presentamos las mejores zonas de este destino: Hurghada y Marsa Alam, situadas en la costa del mar Rojo, y Marina El Alamein, en el litoral mediterráneo.

Comencemos conociendo Hurghada. Al sur del Canal de Suez, a 550 kilómetros de El Cairo y con fácil acceso tanto por mar como por tierra y por aire, se encuentra esta maravillosa ciudad. Unas temperaturas veraniegas todo el año, que oscilan entre los 18 y 35ºC, y que favorecen la formación de arrecifes, la consolidan como la meca de estos hábitats submarinos. Hurghada cuenta con una extensión de más de 40 kilómetros de costa divididos en tres zonas: Sigala, El-Dahar y El-Memsha.

Aunque es conocida como uno de los destinos más importantes para hacer submarinismo en todo el mundo, esta ciudad-complejo turístico ofrece otros alicientes. Sigala, donde se concentran los resorts, tanto de gama alta como gama media, es ideal para el descanso y el relax de aquellos visitantes que desean disfrutar de un ambiente más relajado. El-Dahar es la zona histórica de la ciudad, en la que puedes visitar su típico bazar y hacerte con maravillas artesanales o especias y, por último, El-Memsha, es la parte moderna de la ciudad.
Frente a la costa de Hurghada, en la península del Sinaí, se encuentra el Parque Natural de Ras Mohammed, la primera área protegida de todo Egipto. Archiconocido por ser uno de los lugares con las mejores zonas de buceo y observaciones marinas, este cabo formado por corales arcaicos es un lugar en el que no hace falta tener que sumergirse para poder apreciarlos, ya que algunos de ellos sobresalen del nivel del mar.

Los arrecifes más famosos de Egipto
En la misma ciudad de Hurghada, podemos encontrar Caraless Reef, un arrecife predilecto para hacer submarinismo. Con una profundidad de 16 metros, es ideal para los menos experimentamos en este deporte. Con numerosos bosques de corales y peces, en algunas ocasiones se pueden ver tiburones martillo, caránguidos, atunes y barracudas. Pero, sobre todo, es popular por ser uno de los enclaves con mayor número de morenas gigantes.

Cerca de Marsa Alam se encuentran Shaab Sataya y Samadai, “Arrecife de los delfines” y “Casa de los delfines”, respectivamente. En ambos enclaves se observan con frecuencia estos mamíferos. Pero en Sataya, además, se podrán ver tiburones de punta blanca, fisuleros, bailarinas españolas o peces loro, mientas que en Samadai se reúnen los delfines giradores de hocico largo, tan acostumbrados a la presencia de personas que son inofensivos.

 

Marina, Mediterráneo en estado puro
Aunque lo llamativo de Egipto para los amantes del submarinismo sea el mar Rojo, y todo lo que ofrece, en la zona del Mediterráneo también se encuentra una de las zonas más frecuentadas para practicar este deporte, Marina El Alamein. Meca del lujo, de arena blanca, fina y con un mar cristalino, este es el lugar perfecto para realizar cualquier deporte de mar. Kitesurf, esquí acuático o montar en un banana boat son algunas de las actividades que se pueden realizar en este enclave al norte del país.

 

+Info: egypt.travel

About Ana Sánchez-Bote

Debes estar registrado para escribir un post Login